Sala de Prensa

Compartir en  

Víctimas sucesivas

El estado les prometió pero nunca les cumplió

Miércoles 21 de febrero de 2018

El Estado les prometió, pero nunca les cumplió.

Hace más de 30 años campesinos vienen cultivando  los predios La Gloria, Paraver y el Alivio del corregimiento de la Avianca, Pivijay Magdalena, inicialmente a través de autorizaciones que daban los propietarias de las 600 Hectáreas: el señor Sened Fandiño y posteriormente Daniel Sánchez.

A principios de los 90, y luego de la muerte del propietario, llegó un segundo grupo de campesinos provenientes de Fundación - Magdalena, también a cultivar las tierras pues consideraban que los predios eran baldíos.

En 1992 los campesinos de La Avianca, impulsados por el Procurador Agrario y uno de los herederos del señor Sánchez, buscaron al Incora para que ini comprara los predios a la familia Sánchez y así titular a los campesinos que venían explotándola.  El Incora decidió no comprar e iniciar proceso de extinsión de dominio, al parecer por falta de claridad en los títulos.

Las instituciones todo el tiempo alentaron a que los campesinos continuaran cultivando y ocupando los predios asegurándoles que eran baldíos y que el Estado en algún momento se los adjudicaría. A finales de los años 90, el conflicto armado hizo presencia en el corregimiento de La Avianca y llevó a que todos los campesinos tuvieran que abandonar temporalmente sus parcelas.  Poco tiempo después el grupo de los Vianqueros (oriundos de La Avianca) decidieron regresar pues en ningun otro lugr podìan trabajar y alimentar a sus hijos.

A pesar de las expectativas de la titulación, el Incora nunca culminó el trámite y cuando entró en funcionamiento el Incoder declaró en el año 2007 que no había lugar a la extinción de dominio; esto llevó a que los Sánchez buscaran recuperar su propiedad a través de desalojos.

Cuando empezó el proceso de restitución de tierras en Colombia, en el 2014, la Unidad de Restitución de Tierras decidió incluir a la familia Sánchez, a los Vianqueros y a los Fundanenses como víctimas sucesivas de abandono forzado de los predios La Gloria, Para Ver y el Alivio. Esto significa que el juez de restitución de tierras debe decidir a quién restituir y a quienes compensar con otra tierra.

A pesar de la presencia y explotación que por más de 30 años vienen ejerciendo los Vianqueros sobre los predios, el Juez Primero Civil del Circuito Especializado en Restitución de Tierras de Santa Marta decidió restituir a la familia Sánchez, por ser el  primer grupo que radicó demanda, sin tomar decisiones sobre los demás solicitantes y negando solicitud de acumulación presentada por la Comisión Colombiana de Juristas en representación de los Vianqueros.

La sentencia que ordena la restitución de tierras a favor de la familia Sánchez fue tutelada por la CCJ porque vulnera el derecho fundamental al debido proceso, la vivienda y el trabajo de los campesinos que allí viven.  En primera instancia el Tribunal de Cartagena protegió los derechos fundamentales ordenando la nulidad del fallo; sin embargo la Corte Suprema revocó la decisión el 15 de febrero de 2018, negando la tutela. 

 Ahora la pregunta es: que pasará con la comunidad de la Avianca: donde vivirán? donde trabajarán? donde criarán a sus familias?  El Estado les prometió, pero nunca les cumplió. 

La decisión de la comunidad de la Avianca es una sola: seguir habitando el territorio que conocen por más de 30 años y cultivando las tierras que les han permitido alimentar y sacar adelante a sus familias. 

 

Mas información Silvia Ojeda silviojeda@coljuristas.org