Tierras

Compartir en  

Rechazamos el ataque contra sede de la Asociación Nacional de Zonas de Reserva Campesina (ANZORC) y la intimidación en su contra
Denuncia pública

Miércoles 27 de mayo de 2020

La Comisión Colombiana de Juristas se suma a la denuncia y rechazo de la acción violenta e intimidatoria cometida por desconocidos contra la sede de la Asociación Nacional de Zonas de Reserva Campesina (ANZORC) en Bogotá. Según el comunicado emitido por esta organización[1], el día de sábado 23 de mayo, cerca del mediodía, desconocidos lanzaron disparos contra la oficina de Anzorc ubicada en la calle 17 con carrera 5ª, en pleno centro de la ciudad de la capital. La sede está ubicada a solo una cuadra de la Procuraduría General de la Nación y a cuadra y media del Comando de Acción Inmediata de la Policía (CAI) Rosario.

Este hecho violento, además de ser un acto en contra del trabajo de más de 14 años de esta organización campesina, es leído por ANZORC como un ataque contra el Acuerdo Final de Paz entre el Gobierno y las FARC, teniendo en cuenta que en los últimos años la Asociación ha centrado sus esfuerzos en apoyar la implementación del Acuerdo de Paz, ya sea desde su papel de garante en la salida de menores de este grupo, o apoyando diversas iniciativas para cumplir con lo pactado en los puntos 1 y 4 del Acuerdo, referentes a la Reforma Rural Integral y a la Solución al Problema de las Drogas Ilícitas.

Es necesario resaltar que, como lo menciona ANZORC en su comunicado, este hecho no es el único acto violento cometido en los últimos años contra integrantes de sus casi 70 organizaciones campesinas asociadas. Por esto, desde la CCJ hacemos un llamado a las autoridades civiles y militares, en especial a la Fiscalía General de la Nación, la Procuraduría General de Nación, el Ministerio del Interior y la Defensoría del Pueblo, para que investiguen los hechos denunciados y adelanten las acciones necesarias para investigar, esclarecer y sancionar a los responsables del ataque del pasado 23 de mayo y de todas las agresiones contra la Asociación.

Finalmente, expresamos nuestra solidaridad con ANZORC y alentamos a los organismos nacionales e internacionales de derechos humanos a continuar vigilando y denunciando las diversas agresiones que se cometen contra organizaciones sociales y sus integrantes. Es necesario seguir monitoreando y visibilizando este tipo de situaciones. 

Comisión Colombiana de Juristas
Bogotá, 27 de mayo de 2020

 

[1] Comunicado público de Anzorc: https://www.facebook.com/anzorc/photos/pcb.3164790520238608/3164790240238636/?type=3&theater